NUK


NUK. Comprendiendo la Vida.

Todo lo que usted necesita saber sobre el parto

¿Cómo puedo saber si estoy teniendo contracciones, qué tipo de parto es el más adecuado para mí, quien me ayudará? Respuestas que le ayudarán en el proceso de parto.

Preparándose para el parto

Las clases prenatales pueden ser de gran ayuda y están abiertas para las madres de más o menos 20 semanas del embarazo. La atención se centra en la preparación física y mental para el gran evento en lugar de prepararlas para el parto. Se aprende a respirar de manera correcta durante las contracciones y técnicas para hacer frente a las nuevas experiencias que su cuerpo está atravesando. Usted puede hablar con parteras experientes o médicos para ayudar a superar cualquier incertidumbre o temor que usted pueda tener. Su parejo también puede venir con usted a la mayor parte de las clases.

La etapa inicial del parto

Los signos de que usted está entrando a trabajo de parto incluyen ruptura de la bolsa, sangrado y contracciones regulares. Estas son las contracciones del útero provocadas por las hormonas. Si las contracciones continúan a lo largo de una hora, en intervalos de entre cinco y diez minutos, este es el momento de partir al hospital, o maternológico o si opta por un parto en casa, llamar a su partera.

El proceso de parto

El proceso de parto puede ser dividido en tres fases. La primera fase es a menudo la más larga y es cuando el orificio uterino se dilata en toda su extensión. Las contracciones son débiles, para empezar, con largos intervalos entre ellas. Esto es seguido por la segunda fase del trabajo de parto cuando el evento tan esperado por fin sucede – el nacimiento de su hijo (a). La etapa final del trabajo de parto dura hasta que la placenta alumbre junto con el cordón umbilical y el amnios. Luego usted puede descansar y soñar con la alegría de la maternidad.

Alivio del dolor durante el parto

Todo el mundo sabe que el parto puede ser doloroso - incluso extremadamente doloroso. Esto depende en gran medida del rumbo que lleva el nacimiento y el umbral del dolor individual de la madre. Sin embargo, lo que sí sabemos es que un conocimiento exacto del proceso de parto ayuda a reducir el dolor. Así que averigüe con suficiente tiempo acerca de las diversas opciones de terapias del dolor disponibles para usted durante el parto. Los tratamientos del dolor van desde remedios homeopáticos, técnicas de relajación y acupuntura, hasta los analgésicos inyectables y la anestesia epidural (anestesia peridural o PDA, para abreviar). Decida lo que decida, usted debe asegurarse de que sus deseos sean tomados en serio - si desea prescindir completamente de analgésicos o si desea un tratamiento del dolor desde el principio.

Seleccionando el lugar de nacimiento

El parto es un proceso individual, que está influenciado por una serie de factores - incluyendo el lugar de nacimiento. Tómese su tiempo para encontrar el lugar adecuado para usted. Pregunte acerca de las diversas opciones para el parto y las ayudas disponibles, como ser la silla de parto, barras de pared y los nacimientos dentro del agua, que tipos de cesárea utilizan, el tipo de consejería en lactancia materna disponibles después del parto, así como la atención del puerperio. Usted básicamente tiene que elegir entre un parto en casa en un entorno familiar, un centro maternológico a cargo de parteras y de ambiente acogedor o un parto en el hospital, con la ventaja de los servicios médicos a mano. Esta última es la mejor opción si usted ha experimentado complicaciones durante su embarazo o de parto múltiple.

La primera comida del bebé

El reflejo de succión y deglución de su bebé recién nacido llega a su punto máximo dos horas después del nacimiento. Si mantiene a su bebé en brazos, su sentido del olfato le ayudará a encontrar su seno y la mejor comida de bebé del mundo. El llanto también ayuda a este proceso. Libera hormonas que son esenciales para la lactancia. El miedo y el estrés también pueden imposibilitar la lactancia materna para la madre y el (la) niño (a). Así que tómese su tiempo y asegúrese de recibir un buen Consejos de lactancia. En muchos hospitales el Consejos de lactancia ya forma parte integral de la atención del puerperio. Incluso si no funciona de inmediato, la experiencia muestra que prácticamente todas las madres pueden amamantar. Así que no hay nada de qué preocuparse.

Comprendiendo a su bebé

Su hijo (a) recién nacido (a) es un individuo. Patea, llora, duerme y tiene hambre cuando y durante todo el tiempo que quiere. Es importante conocerse uno al otro, con el fin de construir un fuerte vínculo con su bebé. La mejor manera de hacerlo es pasar juntos mucho tiempo, desde el principio. Pronto usted será capaz de leer las diferentes señales y ruidos corporales de su bebé. Y su bebé también será capaz de descifrar con su tacto y el tono de voz cómo se siente usted. Si ustedes se comprenden uno al otro, la lactancia materna generalmente es un éxito.